Hojaldre trenzado con pera

Esta semana os pongo un postre que es una maravilla, que esta impresionante, la verdad que siempre os cuento que están todos muy buenos pero este es terminarlo de hacer y ya tengo ganas de comérmelo.

Este es de los postres que hago y no me da tiempo a repartir ya que nos lo comemos antes.


El hojaldre que utilizo es comprado en el mercado existen muchas marcas diferentes he cogido el de corte rectangular.

En esta ocasión yo tenia en casa un bote de peras en almíbar que es el que he utilizado para esta receta pero se puede realizar esta receta con peras naturales o manzanas y también queda muy rico con plátano.

También os quiero contar que en la foto de los ingredientes no he puesto las nueces ni la decoración del chocolate y el azúcar glas, luego al final os comento como he realizado esos corazones de chocolate.

Ingredientes:

1 Masa de hojaldre

Nueces

2 peras en almíbar

Ingredientes crema pastelera:

250ml Leche

62 gr Azucar

13 gr Maicena

17 gr harina normal floja

2 yemas de huevo

13 gr Mantequilla sin sal

1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Canela en rama

Corteza de naranja

La canela, vainilla, y corteza de naranja son para aromatizar la leche. No hay problema en prescindir de alguno si no se tiene o no gusta. Otra opción es poner corteza de limón o un poco de canela en polvo.



1- Empezamos a preparar para la crema pastelera. Ponemos a calentar parte de la leche y añadimos la canela, corteza de naranja y esencia de vainilla. Guardamos un poco de leche aparte de esos 250ml.





2- Mientras se calienta la leche, en un bol ponemos las yemas, azúcar, harina, maicena y la leche que habíamos reservado.

Se mezcla bien, lo mejor es utilizar unas varillas eléctricas pero sino se tienen se puede hacer a mano, lo único es que quede todo bien integrado.






3-Una vez todo mezclado lo reservamos y esperamos a que la leche esté caliente sin que llegue a hervir. La retiramos y colamos.







4- Añadimos la leche caliente y aromatizada a la mezcla que habíamos reservado.

Ahora se vuelve a poner todo en un cazo y se lleva a fuego medio y sin parar de dar vueltas, hasta que espese. Tardara unos 10 minutos depende la potencia del fuego.





5-Una vez que ha espesado apagamos el fuego y añadimos la mantequilla y continuamos dando vueltas hasta que se disuelva, quedará la crema mucho mas brillante.

Ahora ya esta lista para utilizar.






6- Sacamos de nevera y extendemos el hojaldre. Preparamos todo Crema pastelera lista, peras cortadas y nueces.

Pre calentamos el horno a 200ºC.








7- Extendemos en la mitad del hojaldre la crema pastelera y vamos colocando las peras cortadas por encima de la crema.







8- Después de poner la pera ponemos unas nueces por encima en el caso que no quieras nueces o no tengas puedes poner otro fruto seco o nada.

A mi me gusta también con unas pasas.




9- Como veis en la foto con un cuchillo o un corta pizza hacemos unos cortes al hojaldre, para hacer las tiras del trenzado. Se pueden hacer más grandes. Al final es ir cubriendo poco a poco todo el relleno.

Primero una y luego del otro lado otra.





10- En esta foto se ve mejor. Así hasta terminar de cerrarlo.

Listo para hornear horno ya caliente a 200ºC tiempo de horno 20 minutos calor arriba y abajo.

Lo mejor es extender el hojaldre encima de papel de horno y va ser más fácil pasarlo a la bandeja para hornear.





11- Una vez fuera del horno lo mejor es dejar enfriar un poco encima de una rejilla.

Decoración:

Con un poco de azúcar glas queda muy bonito. Yo he derretido en el microondas un poco de chocolate (70%Cacao) y he puesto unos hilos de chocolate y como me quedaba chocolate he hecho unos corazones con unos moldes de silicona que tengo para hacer hielos.





12-Tenia el molde en el congelador con los hielos y en el momento de poner el chocolate fundido en el molde se ha quedado duro y se retira rápido para no coja humedad.

Ya veis que chulos quedan. Menuda chocolatina más amorosa y más rica.





Bueno pues, ya esta lista esta trenza de hojaldre lo he decorado con tres corazón de chocolate, unos trozos de pera y nueces.

Como podéis observar en la foto tuve un problema por no dejar enfriar la trenza antes de decorarla. Por lo que se me derritieron los corazones, parece que he puesto más chocolate.

Disfrutar de este hojaldre trenzado frió o templado.







 

Vouvray Demi Sec 2017

(Clos Naudin, Valle del Loira, Francia) AOC Vouvray.

Los vinos de Philippe Foreau tal vez podrían considerarse la máxima expresión del viñedo de Vouvray.

Viticultura sostenible sin herbicidas ni pesticidas.

Vino blanco con cuerpo y equilibrado.


100% Chenin Blanc


Amarillo dorado.


20 gramos de azúcar residual.




Fermenta con levaduras naturales en barricas viejas de 300 Litros.


Máxima expresión de la Chenin, Flores secas, especias cúrcuma, ralladura de limón, fruta blanca pera, membrillo. En nariz demuestra como va evolucionando esa Chenin que según van pasando los años es totalmente diferente y demuestra la longevidad en estado puro.

Boca compleja fina acidez, equilibrada melosa pero con sabores frescos de piel de pera, cascara de naranja, toques de miel, mineral.

Vino elegante, con un final muy largo, tenso y brillante.


Toda la zona del Loira me enamora, por suerte ya la he visitado 3 veces y sin dudarlo volvería más veces. Cada año esta en mis planes ir algún día y como no, disfrutar de sus paisajes, castillos, bodegas, y sus grandes vinos.

Os voy a dejar un par de fotos para que viajemos sin movernos.

 

Blanco Viña Tondonia Reserva (D.O.Ca.Rioja) http://www.lopezdeheredia.com/

Otro de los grandes de Rioja, que contar de esta bodega es la catedral de las bodegas.

Es entrar y sentir que te trasladas en el tiempo. Es una de las bodegas más recomendables para visitarla, disfrutar y ver como se hacían y se hacen esa maravilla de vinos. Vinos para siempre que envejecen pero se mantienen vivos y vibrantes.

Este blanco es una joya enológica, un diamante.

90% Viura 10% Malvasía.



El mosto fermenta sin raspón ni hollejo en grandes tinas de roble de 60 hectolitros. Crianza de 6 años en barrica con 2 trasiego por año.


Color ámbar limpio y brillante.

Compleja con notas ahumadas y tostados con recuerdo de una fruta blanca evolucionada con flores secas, almendra y toques balsámicos. Los aromas van cambiando a cada sorbo demostrando la fruta sutil y golosa.

En boca es suave, con una acidez marcada que le da vida y longevidad, vino consistente, fino con miles de matices con toques de flor de manzanilla y recuerdos de membrillo y notas de ahumados.

Vino para recordar y te das cuenta que cada botella es única por lo que si dentro de un mes me tomo otra botella me va demostrar que es diferente y que esta aún mejor todavia.


Grandes vinos para este hojaldre con pera y nueces que acompaña perfectamente mejorando la sutileza y elegancia de estos vino con un postre casero y con amor.



98 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tiramisú