Tiramisú

Un clásico que siempre es perfecto para triunfar, una tarta tiramisú. Un postre espectacular

fácil y que gusta a todo el mundo.

Postre de origen Italiano con ciertos ingredientes comunes pero multitud de variantes y formas de elaborar.

Aquí os dejo esta receta que incluso hago el bizcocho también.

Otra forma de presentar esta tarta es en forma individual con los mismos ingredientes y elaboración.

Es mucho más sencillo ponerlo en vasos de forma individual y es otra opción que es fácil, el resultado es igual de espectacular y el sabor impresionante.



Ingredientes del Bizcocho (molde 20cm):

4 Huevos

140 gr Azúcar

160gr Harina floja

60 gr Mantequilla fundida sin sal. (Enfriada)

Precalentamos el horno 180ºC.

Batimos los huevos y el azúcar hasta que doble su tamaño y quede muy esponjoso.



Tamizamos harina y añadimos a la mezcla de los huevos y el azúcar. Una vez integrado suavemente también añadimos la mantequilla fundida.





Una vez que está todo mezclado lo colocamos en el molde de 20cm forrado de papel de horno. Se hornea durante 30 minutos a 180ºC calor arriba y abajo.

Comprobar con un palillo que esté hecho.

Enfriar durante 15 minutos, desmoldar y dejar enfriar para poder utilizarlo.


Ingredientes para el Almíbar:

70 gr café recién hecho

80 gr agua

150 gr azúcar

70 gr crema de duque de Alba (crema de café, orujo de café, licor de café,..)

Poner en una cazuela (agua,azúcar y café) y cuando empiece a hervir apagar y dejar enfriar. Una vez frío añadir la crema de duque de Alba y pasarlo a un biberón para poder mezclar mejor. Reservamos a temperatura ambiente.


Ingredientes para la crema de mascarpone:

500 gr Queso mascarpone

6 Yemas de huevo

1 cucharadita de vainilla (extracto)

200 gr Azúcar

3 hojas de gelatina

240 gr Nata liquida para montar (mínimo 35% materia grasa)

2 cucharadas soperas de Azúcar glas.

Montar la nata junto con el azúcar glas y la vainilla, luego reservar en nevera.

Poner a remojo en agua muy fría las hojas de gelatina para que se vayan hidratando.

Cocinamos al baño maría ( batimos las yemas constantemente) con ayuda de unas varillas hasta que la mezcla alcance los 65º-70ºC. Se observa que las yemas se vuelven blanquecinas y espesan ligeramente.

Se retira del calor y se deja enfriar hasta los 55ºC

Se coge un poco de la mezcla de las yemas y añadimos las hojas de gelatina ya hidratadas. Hay que disolverlas muy bien y luego añadir al resto de la mezcla de las yemas.



Integramos la mezcla de yemas, el queso mascarpone y la nata montada que teníamos reservada. Vamos haciéndolo suavemente con una espátula. Reservamos en la nevera la mezcla de yemas, queso y nata.





Montamos la tarta:

1- Cortamos el bizcocho en dos partes iguales. Yo lo tuve que partir en tres ya que me subió bastante y para igualar.


2- Colocamos la base dentro de un molde desmontable forrado de papel de horno (el mismo donde hacemos el bizcocho).


3- Humedecemos el bizcocho con la mitad del almíbar que ya teníamos hecho.


4- Ponemos ahora la crema de mascarpone que estaba reservada en la nevera.


5- Colocamos la otra base del bizcocho encima y remojamos con el resto del almíbar.


6- Tapamos con papel film y refrigeramos hasta el día siguiente.




Decoración de la tarta:

250 gr nata para montar

2 cucharadas de azúcar glas

1 cucharadita de café

Cacao en polvo


Montamos la nata junto con el azúcar glas y le ponemos la cucharadita de café. Una vez montada la colocamos en una manga pastelera, con la boquilla que más os guste.



Sacamos la tarta de la nevera y la desmoldamos ya que ya estará más firme despues de unas horas en la nevera, gracias a la gelatina.

Repartimos un poco de la nata montada para alisar la parte de arriba y decoramos con la manga pastelera rellena de nata.

Para finalizar espolvoreamos con cacao en polvo y yo he puesto unos granos de café que a mi me encantan.


-Tener en cuenta que esta tarta es mejor hacerla de un día para otro ya que la gelatina tiene endurecer un poco la crema de mascarpone. (Yo no espere y la que preparé)

-El café puede ser descafeinado.

-También recordar que la nata antes de montarla tiene que estar muy fría.

-Podéis utilizar para el almíbar el licor que más os guste o sin licor. Es importante remojar los bizcocho para que esté más jugosa.

-La decoración superior podéis hacerla como más os guste.

 

Crema de Alba: http://www.cremadealba.es/. Bienvenido - Bodegas Williams & Humbert (williams-humbert.com).


Que mejor acompañamiento que la misma crema que he utilizado para la tarta de tiramisú. Pues aquí esta esta bebida cremosa y dulce elaborada a partir de las soleras del Brandy Gran Duque de Alba Gran Reserva. Dentro de la denominación Brandy de Jerez.


285 gr/l contenido de azúcar.




Color vainilla con matices dorados, textura cremosa.


Vainilla, torrefacto, caramelo, lácteos (nata).


Boca cremosa, golosa, envolvente, agradable, sedosa. Se nota los toques de vainilla y tostados muy sutil y elegante.


Una crema de brandy suave con 17% Alcohol que esta muy rica servida con hielo o en el café. Va perfecto con esta tarta de tiramisú.


62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo